Situación | Historia | La Capital | Ciudades | Otras Localidades | Litoral Toscano | Termas | Valle del Chianti
Galería | Home

Toscana

Colores de la Toscana

La Toscana, una de las regiones con más historia, arte y cultura, comprende las provincias de: Florencia, Arezzo, Grosseto, Livorno, Lucca, Pisa, Massa-Carrara, Pistoia y Siena. Su paisaje combina una costa regada por las aguas del Mar Mediterráneo y un interior de campiña cubierta por campos cultivados y viñedos. Ciudades medievales y caseríos rodeados de cipreses y viñas protagonizan el paisaje de esta región italiana.

Situación

La Toscana es una de las veinte regiones que conforman la República Italiana. Está ubicada en Italia Central, limitando al Norte con Emilia Romagna, al Este con Marcas, al Sureste con Umbria, al Sur con Lacio, al Oeste con los Mares Tirreno y de Liguria, y al Noroeste con Liguria.
Capital: Florencia.

Colores de la Toscana

Breve reseña histórica
Constituída en el marco territorial de la antigua Tuscia ó Etruria, Toscana formó una de las catorce regiones de Italia creadas por Augusto. A la caída del imperio romano, la región fué ocupada por lombardos y más tarde por carolingios, que crearon el ducado de Lucca, convertido luego en marquesado de Toscana.

Colores de la Toscana

La Capital: Florencia

Florencia: Capital de la Toscana y "Ciudad del Arte" por excelencia, situada a orillas del río Arno. Antigua ciudad etrusca convertida en ciudad romana, Florencia fué adquiriendo verdadera importancia a partir del Siglo XII. Alcanzó su máximo esplendor en el Renacimiento. Artistas como Botticelli, Michelangelo y Donatelo dejaron en ella su arte.

Florencia: Panoramica

Entre sus numerosos monumentos destacan: el Duomo ó Catedral gótica de Santa María dei Fiori con el campanile de Giotto (1356), alto de 81,75 metros, y el baptisterio de San Giovanni, el Palacio Vecchio en la Plaza de la Signoria con la Torre de Arnolfo, alta de 94 metros, obra de Arnolfo de Cambio (1298-1314) y la estátua del Rapto de las Sabinas, obra marmórea de Gianbologna (1529-1608).
El Palacio Vecchio, Sede del gobierno de la ciudad durante siete siglos, fué residencia de los Médicis hasta que se trasladaron al Palacio Pitti. Los frescos de la sala de los Quinientos son su mayor tesoro.
La Galería de los Uffizi (1560-1580), contiene las obras más valiosas del Renacimiento con obras de Botticelli, Miguel Angel, Piero della Francesca y Rafael entre otros.
La Iglesia gótica franciscana de Santa Croce, iniciada en 1294 y consagrada casi dos siglos después, aloja las tumbas de Miguel Ángel, Galileo y Maquiavelo. Galería de la Accademia con la estátua del David de Miguel Ángel.
El Puente Vecchio (1345), el único puente que sobrevivió a los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial. Se ganó el nombre de «viejo» en 1218, cuando dejó de ser el único puente que cruzaba el Arno. El piso superior alberga el Corredor Vasariano (1565) que utilizaban los Médicis.
El Palacio Pitti, residencia de la familia Médicis desde mediados del Siglo XVI, y los jardines de Bóboli. La Galería Palatina, el museo más destacado de este conjunto palaciego, alberga gran parte de la colección de arte privada de los Médicis.
La Basílica Santa Maria Novella erigida por los dominicos es hoy una de las grandes obras maestras de la ciudad. Alberga los crucifijos de Giotto y de Brunelleschi, y los frescos de la capilla Tornabuoni. El conjunto comprende el Claustro de los Españoles, la antigua farmacia (1221) y el cementerio.
El Palacio Bargello o Palazzo Bargello, hoy museo Bargello, fué construido en 1255 para albergar el Consistorio de Florencia o Palazzo del Pópolo, también llamado del Podestá. Alberga las esculturas de la Galería de los Uffizi.
Este edificio medieval, con uno de los patios más bonitos de Italia, fué también prisión y desde una de sus ventanas se realizaban ejecuciones. Además de esculturas, posee una colección de artes aplicadas en la que destacan las piezas islámicas, las mayólicas, las armas y las medallas.

Florencia

Ciudades

Pisa: Cuna de Galileo Galilei, situada a orillas del río Arno. Profundamente anclada en sus tradiciones e histórica rival de Florencia, tiene su corazón en la Piazza del Campo, obra maestra del urbanismo medieval.
Ciudad etrusca, aliada a Roma (Siglo III antes de J.C.) y más tarde colonia de la misma (180 antes de J.C.), fué un puerto muy activo.
Famosa por su campanile (1350) ó torre inclinada de 54,80 metros, situada en el Campo dei Miracoli con la catedral románica ó Duomo (iniciado en 1063) y el Baptisterio (1284) y el Camposanto rectangular con galerías góticas (1278), representan la época de mayor apogeo de Pisa.
Iglesias románicas y góticas: Santa Caterina (Siglo XIII), San Stefano dei Cavalieri con espléndida fachada realizada por Vasari, la antigua Catedral de San Paolo a Ripa d'Arno (Siglos XII-XIII). La diminuta Santa Maria della Spina (Siglo XIII) con afilados pináculos góticos y pequeñas espiras y nichos con estátuas de apóstoles y santos. El Palacio Médicis (Siglos XIII-XIV). Plaza de los Caballeros (Siglo XVI). Casa de Galileo.

Pisa

Siena: La Ciudad del Palio. Las colinas de Siena apenas han variado desde que eran un lugar de paso para los peregrinos que seguían la Via Francigena camino de Roma.
La Catedral de Santa Maria Assunta, construida entre 1136 y 1382. En su interior alberga la magnífica Biblioteca Piccolomini situada a lo largo de la nave izquierda, antes del crucero. Fué construida en 1492 por encargo del Arzobispo de Siena, Francesco Todeschini Piccolomini, más tarde Papa Pio III, para preservar el rico patrimonio de libros coleccionados por su tío, el Papa Pio II. Entre 1502 y 1507 fué completamente decorada con frescos de Pinturicchio, con la ayuda del boloñés Amico Aspertini y el joven Raffaello Sanzio (1483-1520) también conocido como Rafael de Urbino o, simplemente, como Rafael.

Siena: Interior de la Biblioteca Piccolomini

Destacan asimismo el Ayuntamiento Gótico (Siglo XIV) con su Torre Mangia (102 metros) la segunda más alta del país dominando la Plaza del Campo, centro del núcleo medieval.
Aqui se desarrolla, el famoso Palio, una carrera de caballos que enfrenta a las contradas o distritos de la ciudad. De origen medieval, la competición se desarrolla dos veces al año: el 2 de Julio se corre el Palio di Provenzano, en honor a la Virgen de Provenzano, y el 16 de agosto, el Palio dell'Assunta en honor de la Asunción de la Virgen.

Siena: Plaza del Campo con la Torre Mangia

Anghiari: En la provincia de Arezzo, destaca este pequeño pueblo de casas apiladas que se asienta sobre un antiguo emplazamiento romano. El monasterio de San Bartoleo y la iglesia de la Badia son sus dos monumentos medievales más representativos.
Arezzo: Ciudad de origen etrusco, destacan la Iglesia románica de la Pieve di Santa María (Siglo XIII) y el Campanile (Siglo XV), el Duomo (Siglo XIII), la Iglesia de San Francisco con los frescos de la Leyenda de la Cruz (1452-60) de Piero della Francesca, la Badia (Siglo XIII) de Vasari, así como su Plaza Grande.
Carrara: Situada al pie de los Apeninos, cerca de la costa del mar de Liguria, es famosa por sus mármoles. Destacan: la Catedral románico-gótica (Siglo XIII), el Castillo de Malaspina (Siglo XIII).
Cortona: Antigua ciudad etrusca, fundada en el Siglo V a.C., fué mienbro de la Liga de las doce ciudades. Posee restos de las murallas de los Siglos VI-V A.C. Catedral (Siglos XV-XVIII), la iglesia de San Francesco y la iglesia renacentista de Santa Maria delle Grazie al Calcinaio. El Palazzo Comunale.
Grosseto: Situada cerca del río Ombrone y de la costa del Mar Tirreno, posee murallas del Siglo XVI, construídas sobre planta hexagonal. Catedral (Siglo XIII). Museos, etc.
Lucca: Situada a orillas del río Serchio, la ciudad de Puccini, posee un magnífico recinto medieval. El Duomo de San Martino (Siglos X-XI) de estilo románico lombardo, las Iglesias de San Michele in Foro y de San Frediano con un mosaico de estilo bizantino, Iglesia de Santa María Forisportam (Siglo XIII) y oratorio de Santa María de la Rosa (Siglo XIV).
Antigua colonia latina, fundada hacia 180 A.C., en la alta edad media residieron en ella los marqueses de Toscana.
Montalcino: La cuna del reputado vino "brunello", situado entre el monte Amiata y el mar, en pleno Valle de Orcia, su origen se remonta al Siglo XII. Destaca su Fortaleza del Siglo XIV con impresionantes murallas.

Montalcino

Montepulciano: Localidad amurallada con palacios renacentistas. Duomo. Ayuntamiento, gótico con una torre elevada y la Iglesia de San Agostino. Iglesia de la Madonna de San Biaggio, un templo renacentista del Siglo XVI.

Montepulciano: Iglesia de la Madonna de San Biaggio

Monteriggioni: Asentada sobre una pequeña colina natural, esta ciudad medieval, completamente amurallada, fué construída en el Siglo XIII por los señores de Siena para controlar la Vía Cassia que discurría a través de Val d'Elsa y Val Staggia. La ciudad sirvió como fortificación defensiva y tuvo un papel vital en los conflictos entre Siena y Florencia durante la Edad Media.
El castillo fué fundado a mediados del Siglo XIII por la República de Siena para defenderse de los florentinos, hasta que, en el Siglo XVI, ambas fueron anexionadas a Florencia. Con varias puertas de entrada a la ciudad, conviene hacer el paseo por las murallas.
Pienza: Pienza surge del sueño de Eneas Silvio Piccolomini (futuro Papa Pio II) que, en el Siglo XV, emprendió la tarea de convertir una pequeña aldea en una modélica ciudad renacentista.
Destacan el Duomo, el Palazzo Piccolomini, el Palazzo Borgia y el Palazzo Comunale.
Pistoia: Situada a orillas del río Ombrone, posee la Catedral románica de San Zenón, Iglesia de San Giovanni Fuorcivitas (Siglo XII), Ayuntamiento gótico (Siglo XIII).
Prato: Situada a orillas del río Bisenzio, posee un casco antiguo plagado de bellos monumentos y edificios medievales y renacentistas como la Catedral románico-gótica del Siglo XIII, con obras de Donatello, Filipp Lippi y Andrea della Robbia. Museo Cívico (Torre Pretorio), castillo imperial y Museo de Arte Moderno.
Pitigliano: en la provincia de Grosseto. Un conjunto de serpenteantes callejones adoquinados, elegantes arcos y pintorescas casas de roca dan forma a este pueblo de origen etrusco que se convirti&oac ute en feudo de las ricas familias Aldobrandeschi y Orsini. Éstos ampliaron la fortaleza, reforzaron las murallas y construyeron el imponente acueducto. De aquella época queda la Piazza Petruccioli y la Piazza Garibaldi, conectadas entre sí. Visita imprescindible en Pitigliano es la Piccola Gerusalemme, el antiguo gueto donde se estableció la comunidad judía cuando el Papa Pío IV los expulsó de Roma en el Siglo XVI.
Radda in Chianti: Hermoso pueblo medieval encerrado en una gran muralla defensiva, ubicado en pleno Valle del Chianti, sobre una colina entre los valles de Arbia y Pesa. Uno de sus principales atractivos es el hermoso Palazzo del Podestá del Siglo XV, así como la Iglesia románica de San Niccolo con su venerado crucifijo de madera del Siglo XV.
• Greve in Chianti: Lugar de nacimiento del explorador Giovanni da Verrazzano que documentó gran parte de la costa Atlántica de América del Norte.
En las proximidades, se encuentra el Castello di Verrazzano, un castillo histórico del Siglo XV, con vistas al valle Val di Greve, produce y vende su propio vino Chianti. Ofrece visita de la bodega, restaurante y alojamiento.

Castello di Verrazzano

Castello di Verrazzano: La importante familia florentina de los Marqueses Ridolfi sucedió a la familia Verrazzano después de la muerte del último descendiente en 1819. Actualmente, y desde 1958, la propiedad pertenece a la familia Cappellini. El castillo, primero asentamiento etrusco y luego romano, se convirtió en propiedad de la familia Verrazzano en el Siglo VII. Aqui nació en el año 1485, Giovanni da Verrazzano, navegante y descubridor del puerto de Nueva York.
Hacia la mitad del 1523, Giovanni zarpó de Francia, al servicio del rey Francisco I de Francia. Después de 50 días de navegación, llegó a la costa atlántica de Estados Unidos, navegando hasta la Nueva Escocia. El 1 de abril de 1524, navegando por el estrecho que ahora se conoce como "The Narrows", llegó a la bahía de Nueva York. El puente, inaugurado en 1964, lleva su nombre y une Staten Island y Brooklyn.

San Gimignano: Población medieval dominada por sus trece torres cuadrangulares, -en su origen contaba con 71-, se erige sobre una colina, a 324 metros sobre el nivel del mar, dominando el valle de Elsa. Las torres eran un símblo de poder entre las familias más ricas de la ciudad.
La ciudad está repleta de monumentos como la Collegiata, la Catedral del Siglo XII, con frescos renacentistas, el Palazzo del Popolo o Palazzo Vecchio del Podestá, del Siglo XIII, con su torre de la Rognosa, la más antigua de San Gimigniano. Fué erigida hacia el año 1200 y tiene 51 metros de altura. La iglesia de San Agostino, otra joya del románico toscano.

San Gimignano

Volterra: En las fuentes del Era, afluente del Arno, es la antigua Volaterrae, Velathri en la época etrusca, una de las más importantes lucumonías etruscas. Aliada de Roma (281-280 A.C.), fué sitiada y tomada por los partidarios de Sila (81-80 A.C.).
La histórica ciudadela, rodeada por un sólido círculo de murallas, se erige en la cima de una colina dominando y separando los valles del Cecina y del Era. Ciudad medieval, destacan: el Palazzo dei Priori (Siglo XIII), la Catedral (Siglos XII, XIII y XVI), ayuntamiento y pinacoteca.
El teatro romano y las sólidas murallas que rodean un bello casco medieval son otros de sus alicientes.

Otras localidades

Otras localidades de interés en la Toscana son: Pienza, San Quirico D’Orcia, Bagno Vignone, Trequanda, Torrita di Siena, Radicofani, Sarteano, Cetona, Bagni San Filippo, Castiglion D’Orcia, Foiano, Lucignano, Chianciano Terme, Chiusi, Abbadia, Castiglion Florentino, Monteriggioni, Pitigliano, Saturnia, Sovana o Magliano; todas ellas situadas en la Toscana meridional.
En la zona central destacan: Colle Val d'Elsa, Pratovecchio, Sansepolcro, Camaldoli, Monterchi, Castellina in Chianti, Greve in Chianti, Radda in Chianti, Barberino Val d’Elsa, Panzano in Chianti, Tavernelle Val di Pesa, Badia a Passignano y Badia a Coltibuono. Collodi, La Verna, Vinci, Poppi, Bibbiena, Montecatini Terme o Mugello en la Toscana septentrional.

Paisaje de la Toscana

Litoral toscano

En el litoral toscano destacan: Viareggio, Pietra Santa, San Vincenzo, Follonica, Castiglione della Pescaia, Livorno, Monte Argentario, Porto Ercole, Porto Santo Stefano, Isla del Giglio y Giannutri.
• Isla de Elba: Situada entre la Isla de Córcega y la península. De relieve muy montañoso, culmina en el Monte Capanne (1.019 metros). Principales municipios de la isla: Portoferraio, la capital, Marciana, Capoliveri, Porto Azzurro.
Destacan: El Santuario de la Virgen de Gracia (Siglo XV) en Capoliveri. Iglesias fortificadas de San Niccolò y San Piero in Campo (Siglos XI y XVI), San Nicola en Poggio, Santi Martiri Giacomo e Quirico en Rio nell'Elba. Torres de vigía como la Torre della Marina, y la Torre Pisana o Sarracena...
Fué el lugar de confinamiento de Napoleón Bonaparte en 1814-1815.

Isla de Elba

Termas de Saturnia: En el corazón de la Toscana

Un gran spa natural al aire libre.
Las Termas de Saturnia, situadas en el Suroeste de la Toscana, un balneario geotérmico de bañeras naturales y chorros de agua caliente con propiedades curativas.
Saturnia, desde lo alto de una llanura del valle de Albenga, domina el mágico paisaje de la zona interior de Grosseto, entre rocas de toba y verdes llanuras.
Fundada por los pelasgos y dominada por los romanos, lombardos y sieneses, hoy Saturnia conserva las huellas de ese pasado: restos de murallas sienesas, etruscas y medievales, el "castellum acquarum" de Poggio Murella y la zona arqueológica con restos de la edad etrusca y romana.

Termas de Saturnia - Cascadas del Molino

Valle de Chianti: «Corazón de la Toscana»

El Valle del Chianti es, junto al vecino Valle del Orcia, una de las comarcas más famosas y atractivas de toda la Toscana.
La zona de Chianti incluye las colinas entre Florencia y Siena, entre Arezzo y las colinas Pisanas, considerada desde siempre como «el corazón de la Toscana», comprende una sucesión de espléndidos paisajes sembrados de viñedos, bosques de castaños y encinas, sugerentes pueblos medievales, románticos castillos y fascinantes palacios coloniales. Por si eso no fuese bastante, es además la tierra en la cual se produce uno de los mejores vinos tintos del mundo: el Chianti.
Bajo el símbolo del Galo Nero, el gallo negro, el vino se produce desde el Siglo XIII y hoy es uno de los más renombrados de toda Italia. Existen diversas variedades, debido a sus particulares características definidas por el territorio y métodos de producción, aunque la más apreciada es el Chianti Classico.

Colores de la Toscana

Galería
Home | Africa | América | Asia | Oceanía | Islas Exóticas | Polinesia
 
Menú
Alemania
Austria
Bélgica
Francia
Grecia
Holanda
Inglaterra
Irlanda
Italia
Luxemburgo
Suiza
 
Ads

 
Enlaces
Escandinavia
Países Bálticos
Rusia Imperial
Europa Occidental
Europa Continental
Europa Mediterránea
Principados Europeos
Capitales Europeas
Oriente Medio
Africa
América del Norte
América Central
Sudamérica
Caribe
Asia
Sudeste Asiático
Oceanía
Tierra Santa
Maravillas de Asia
Historia Antigua
Caminos y Rutas
Desiertos
Cumbres Borrascosas
Volcanes
Home