Estados Unidos

El territorio se extiende desde el Océano Atlántico hasta el Océano Pacífico. El Este del territorio continental comprende los Apalaches que culminan en el Monte Mitchell (2.037 metros), parte de los Grandes Lagos y una llanura que va desde la Bahía de Hudson hasta la península de Florida. El centro-oeste, desde el Lago Erie hasta las Montañas Rocosas, es una inmensa planicie. El Sur es una zona subtropical, por lo general llana. El Oeste, área de frecuente actividad sísmica, está conformado por cordilleras como las Rocosas, de las Cascadas y Sierra Nevada, mesetas, valles, desiertos y profundos cañones, como el del Colorado, excavados por la acción de los ríos.

Formación

Fuerzas grandiosas modelaron estos vastos escenarios: las energías tectónicas comenzaron a levantar las Rocosas hace 70 millones de años, y todavía hoy alimentan la actividad volcánica de la Cordillera de las Cascadas. Millones de años de sucesivas glaciaciones alisaron la sección central del continente. Dentro de esas historias geológicas se desarrollaron fascinantes tramas secundarias: implacables coladas de lava crearon la llanura del río Snake, en Idaho; restos de antiguos cauces fluviales arrastrados por el viento, se convirtieron en las Sand Hills de Nebraska, y la erosión del mármol que subyace en los ríos East y Harlem transformó Manhattan en una isla.

El legado de los glaciares

En los sucesivos avances y retrocesos que sufrieron a lo largo de millones de años, los mantos de hielo alcanzaron la mayor extensión sobre el territorio de Estados Unidos hace 18.000 años. Cuando la última glaciación llegó a su fin, 8.000 años después, la mano del hielo había tallado algunos de los accidentes geográficos más característicos del país: los Grandes Lagos, el Puget Sound, las turberas del Norte de Minnesota y el perfil apisonado de las Tierras Bajas Centrales. Allí el hielo molió la roca, convirtiéndola en el suelo fino en el que Iowa, Illinois y sus estados vecinos producen el 40% del maíz que se cultiva en el mundo. La arena y la grava depositada por los glaciares también contribuyeron a definir los perfiles de Long Island y del Cabo Cod.

El Noroeste volcánico

El Monte Saint Helens y las otras cumbres de la cordillera de las Cascadas nacieron hace menos de dos millones de años. Son la expresión más reciente del vulcanismo de la región, alimentado por una placa oceánica que se hunde bajo la placa continental. Hace 17 millones de años, una de las emanaciones de lava basáltica más descomunales que ha conocido la Tierra, formó la vasta meseta de Columbia. Fuerzas tectónicas de índole no volcánica originaron la cordillera costera, la «Coast Range» que discurre paralela al Océano Pacífico.

Coast Range

La Cordillera de las Cascadas ó «Cascada Range» que discurre por el Oeste de Canadá y los Estados Unidos, constituye la prolongación septentrional de la Sierra Nevada. Limita al Este con el "Great Basin" y el "Columbia Plateau", y al Oeste está separada de la Cadena Costera ó «Coast Range» por el valle del río Willamette. Las cimas principales son el Monte Shasta (4.317 metros), Monte Rainier (4.392 metros) y el Monte Hood (3.421 metros).
La Cordillera Costera o «Coast Range» se extiende desde el SE de Alaska hasta las inmediaciones de la ciudad de Los Angeles. Su parte septentrional está constituída por las «Coast Mountains», paraleras a las Montañas Rocosas que abarcan toda la costa de la Columbia Británica (Canada), con una altitud máxima en el Monte Waddington (3.994 metros). El sector meridional está formado por dos sistemas paralelos separados por valles tectónicos («Sacramento Valley, San Joaquin Valley» entre otros). Las sierras internas, Cordillera de las Cascadas al Norte y Sierra Nevada al Sur, alcanzan su máxima altitud en el Monte San Gorgonio (3.505 metros) al Este de Los Angeles.

Cascada Range

Montañas Rocosas

Las Rocosas, parte integrante de la gran cordillera que recorre de Norte a Sur toda América del Norte, son el fruto de millones de años de levantamientos tectónicos, glaciaciones y erosión. Surgieron en dos etapas. Las Black Hills de Dakota del Sur y las montañas Bighorn de Wyoming datan del primer movimiento tectónico hace más de 70 millones de años. Treinta millones de años después, otro levantamiento formó relieves como los Montes Teton, el Front Range y los Montes Sangre de Cristo. Más de 50 cumbres superan los 4.267 metros de altura.

Rocky Mountains

La cordillera Wind River, Wind River Range, o familiarmente, los «Winds», una de las estribaciones orientales de las Montañas Rocosas se localiza en el Oeste del Estado de Wyoming. La divisoria continental de las Américas sigue la cresta de la cordillera y pasa por el pico Gannett (4.207 metros), el pico más alto de esta cordillera y de Wyoming.

Cordillera de los Apalaches

Esta cadena montañosa de 2.575 kilómetros de largo, una de las más antiguas del planeta, se formó cuando el terreno se plegó y resquebrajó durante una serie de colisiones entre América del Norte y otras masas continentales hace entre 480 y 250 millones de años. La implacable erosión causada por el agua y, en el Norte, por los glaciares, modeló la cordillera y sus valles, y redujo la cumbre más alta (el Monte Mitchell en Carolina del Norte) hasta los 2.037 metros de altura que tiene hoy. Las serranías paralelas que parten del flanco occidental de la cordillera son impresionantes vestigios de unas cimas que, en el pasado, fueron altísimas. Desde los Green Mountains de Vermont hasta las Great Smokies, todas las montañas del Este que forman los Apalaches, aparecieron en la misma época, excepto los Adirondacks. Fruto de una colisión entre masas continentales, la formación primigenia de estos montes data de hace unos 1.000 millones de años, aunque los Adirondacks actuales, suavizados por la acción de los glaciares, datan de un segundo levantamiento, ocurrido hace unos 40 millones de años.

Great Smoky Mountains

Meseta del Colorado

Esta meseta se libró de las fuerzas tectónicas que crearon la Gran Cuenca y las Rocosas, y empezó a elevarse como un bloque intacto hace unos 20 millones de años. La acción erosiva del agua transformó la meseta en espectaculares formaciones que hoy dan nombre a una treintena de parques y reservas, entre ellos, los de Monument Valley, Zion, Bryce Canyon, Arches y el Gran Cañón.

Grand Canyon

Grandes Llanuras

Los sedimentos fértiles generados por la erosión de las Montañas Rocosas crearon las Grandes Llanuras que ocupan casi el 20% de los 48 "estados contiguos" de Estados Unidos. En estas vastas praderas de relieve ondulado, lo bastante áridas como para que, en el Siglo XIX fueran consideradas despectivamente como el Gran Desierto Americano, se implantaron las explotaciones agrícolas y ganaderas que hoy producen la mitad del trigo del país y el 40% de la carne de vacuno, gracias en gran parte, al agua de regadío extraída del acuífero de Ogallala.

Meseta de Ozark

La meseta de Ozark y las Boston Mountains se levantaron y plegaron durante una de las colisiones continentales que formaron los Apalaches. en el pasado, las Ouachita Mountains estaban conectadas con los Apalaches, pero comenzaron a separarse hace 200 millones de años, cuando América del Norte y del Sur se alejaron, creando entre ambas, el Golfo de México. El elevado nivel del mar determinó que el área entre las cordilleras quedara cubierta con sedimentos de varios kilómetros de profundidad.

La Llanura Costera y el Piedmont

Con una extensión de 4.828 kilómetros sobre la costa del Golfo de México y el litoral atlántico, la Llanura Costera es una prolongación de la plataforma continental sumergida. El mar, que en el pasado cubrió la llanura en repetidas ocasiones, depositó sedimentos y lamió el pie de la meseta, llamado el Piedmont. En los puntos donde los ríos caen desde lo alto del Piedmont, la potencia de las cascadas ha servido para alimentar industrias que, a su vez, han impulsado el crecimiento de ciudades como Filadelfia, Baltimore y Richmond. El tramo que va desde Washington D.C. hasta Boston, se considera hoy una megalópolis y es la región con mayor densidad de población del país.

Valle Central de California

Hace cinco millones de años, el Valle Central era un mar interior que quedó separado del océano a raiz del levantamiento tectónico que originó la Sierra Nevada y la Cordillera Costera. Cuando el desplazamiento a lo largo de la falla de San Andrés inclinó el valle, el agua comenzó a fluir hacia el Oeste, contribuyendo a la formación de la cuenca que, con el tiempo, se convirtió en la Bahía de San Francisco. Atrás quedaron sedimentos fértiles, fruto de la erosión de las montañas circundantes, que hoy hacen del Valle Central el principal motor de la producción agrícola de California.

Alaska

Ningún Estado sufre tantos terremotos como Alaska, donde la placa del Pacífico se hunde bajo la placa norteamericana. El choque tectónico originó el Monte McKinley (Denali) que, con sus cerca de 6.200 metros, es la montaña más alta de los Estados Unidos, así como las 16 cumbres que le siguen en mayor altitud del país. Más de 75 volcanes salpican el largo apéndise que conforman la Península de Alaska y las Islas Aleutianas. Los glaciares tallaron el accidental perfil de la costa y erosionaron las tierras más septentrionales.

Islas Hawaii

El archipiélago nació de forma explosiva, de isla en isla, a medida que la placa del Pacífico se desplazaba sobre un punto caliente del manto terrestre. La Isla de Hawai, volcánicamente activa, tiene unos 700.000 años y se mueve hacia el Noroeste a un ritmo de unos 10 centímetros al año. La próxima formación sobre el punto caliente es un monte submarino llamado Lö'ihi, que ya está creciendo y que aflorará a la superficie dentro de unos 50.000 años.

Area lacustre


El pais posee una enorme red fluvial: el mayor de los ríos es el Mississippi, -el sistema Mississippi-Missouri alcanza una longitud de 5.620 Km.-, que cruza el área central hacia el Golfo de México y posee una cuenca que abarca la tercera parte del territorio, constituye la mayor vía de navegación fluvial del mundo. Destacan asimismo el río Bravo o Grande que hace frontera con México, el Potomac y el Hudson en la cuenca atlántica, el Colorado y el Columbia en la del Pacífico, y el Yukón en Alaska.
La mayor de las numerosas áreas lacustres con las que cuenta el país es la de los Grandes Lagos, formada por el Ontario, el Erie, el Hurón, el Superior, todos ellos compartidos con Canadá, y el Michigan.

Ríos


Mississippi: Es el mayor río de Norteamérica y junto con su afluente el Missouri, constituye la arteria fluvial más larga del mundo, con una longitud de 6.820 Km. Nace en el Lago Itaca, a 445 metros sobre el nivel del mar, en el Norte del Estado de Minnesota. Su nombre significa "Gran Río" en la lengua de los nativos. El Mississipi recorre nada menos que diez estados hasta desembocar en el Golfo de México.
Una gran fisura en la corteza terrestre, abierta hace 600 millones de años, no llegó a desgarrar el continente, pero proporcionó una vía para el futuro río Mississippi. La falla produjo asimismo una inestabilidad sísmica que todavúia hoy, sigue siendo una amenaza. En 1811-1812 causó uno de los terremotos más fuertes de la historia de los Estados Unidos que tuvo su epicentro en New Madrid, Missouri, y se sintió hasta en Nueva York y Carolina del Sur. El Mississippi, en contínuo desplazamiento, ha formado por lo menos siete grandes deltas en los últimos 9.000 años. El actual empezó a formarse hacia el año 1400.
Río Colorado: De 2.334 Km. de longitud, nace en las Montañas Rocosas, en las faldas del Monte Holy Cross, en el Norte del Estado de Colorado y vierte sus aguas en el Golfo de California en un amplio delta. Atraviesa los Estados de Colorado, Utah y Arizona. Discurre también por los límites de los Estados de Nevada y California, además de por los de Sonora y Baja California, Norte de México. En su curso se halla el famoso Gran Cañón.

Rio Colorado

El Green River, el principal afluente del río Colorado, tiene una longitud de 1.175 km y drena parte de los Estados de Wyoming, Utah y Colorado. Nace en la Cordillera Wind River, en Wyoming, y fluye a través de Utah, atravesando el Parque Nacional de Zion. La mayoría de su curso discurre a través de la meseta de Colorado, por uno de los cañones más espectaculares de Estados Unidos.
Río Bravo del Norte ó Río Grande: De 3.540 Km. de longitud, nace en los Montes de San Juán (Montañas Rocosas) del Estado de Colorado, delimita la frontera entre México y los Estados Unidos a lo largo de unos 2.000 Km. antes de desembocar en el Golfo de México en el Océano Atlántico. Fluye a través de los Estados de Colorado, Nuevo México y Texas, en Estados Unidos, y por Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas en México. Sus principales afluentes son el Río Pecos, del lado estadounidense y el Río Conchos, del lado mexicano.

Rio Grande o Rio Bravo

Río Pecos (Pecos River): De una longitud de 1.450 km. nace en las montañas al Este de Santa Fé, Nuevo México, corre a través de la parte oriental del estado antes de entrar en el Suroeste de Texas, donde desemboca en el río Bravo junto a Del Río, Texas.
En la segunda mitad del Siglo XIX, la expresión al Oeste del Pecos, «West of the Pecos», se usaba para designar el Salvaje Oeste.

Yukon (3.185 Km.): Río de Canadá y Estados Unidos, nace en el Lago Tagish, en la parte canadiense de las Montañas Rocosas, fluye en dirección NO-SO a través de Alaska y desemboca formando un gran delta en el Mar de Bering, al sur de la península de Seward. Es uno de los ríos más largos de Norteamérica.

Lagos


Grandes Lagos: En la frontera entre Estados Unidos y Canada, comprenden cinco grandes lagos: Superior, Michigan, Huron, Erie y Ontario. Desaguan en el Atlantico a través del rio San Lorenzo. Entre los lagos Erie y Ontario se hallan las famosas Cataratas del Niagara.

Cataratas del Niágara

Gran Lago Salado, Great Salt Lake: Situado en el NO del Estado de Utah, al Oeste de la cordillera Wasatch, en el desierto del Gran Lago Salado, constituye los restos de un antiguo y vasto lago de agua dulce del pleistoceno. Es el mayor lago salado de América septentrional.

Home | Caribe | Europa | Africa | Asia | Oceanía | Polinesia | Islas Exóticas